¿Residencia para enfermos de Alzheimer o cuidados en casa?

Sep 24, 2021 | Salud: Cuerpo y Mente

Muchas veces nos preguntamos opciones cuando en casos de dependencia en nuestro mayores, como puede ser el de personas con la enfermedad de Alzheimer, si la opción más recomendada es cuidarlos en el propio domicilio o en una residencia de ancianos málaga.

¿Cuidar a una persona con Alzhéimer en casa o en un residencia? ¿Qué opciones tengo? ¿Cuál es la mejor? Cuando tenemos un caso de un familiar anciano con Alzhéimer existen muchas dudas sobre cuál será la mejor opción para su cuidado. Hoy desde Residencia Geriátrica Málaga vamos a hablar de este tema.

La idea de que dejar el cuidado de nuestros familiares en una residencia geriátrica siempre ha sido como la “última opción” ya que la idea de querer potenciar los servicios domiciliarios predominaba y el ingreso en la residencia se posponían cuando los cuidados que se necesitaban sobrepasaban ya las posibilidades de la familia, sea por la complejidad o insuficiente apoyo familiar.

¿QUE ES EL ALZÉHIMER? Es un tipo de demencia que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento.

Esta idea, como decimos, ha variado de concepto en los últimos años, más aún si hablamos de personas con Alzheimer. El ritmo de vida social, laboral y todas las circunstancias complejas que sufrimos cada familia merman la capacidad de las familias para prestar cuidados que realmente necesitan estar personas.

Por otro lado está el nivel de exigencia individual, profesional, familiar y social en la prestación de estos cuidados, que no olvidemos es de de larga duración, con lo que es una responsabilidad que debemos compajinar con nuestro estilo de vida y trabajo.

Hay que tener en cuenta dos hechos, el respeto a la autonomía del paciente y preferencias del mismo.

Esto constituye la base de los modelos de atención integral y centrada en la persona. Por supuesto que hay que reconocer la evolución tan rápida que se ha realizado en los centros de día y residencias en atención de pacientes que padecen la enfermedad de Alzheimer:

Entornos adaptados, protocolos de actuación, interlocución con los familiares, planes de intervención integral… todo lo que de respuesta a la compleja tarea de cuidad.

¿CUÁLES SON LAS QUE NECESIDADES TIENE UNA PERSONA CON ALZHÉIMER?

    • Rutina organziada y estructurada
    • Sentirse útil y valorado
    • Realizar ejercicios específicos para frenar el avance de la enfermedad
    • Fomentar la sociabilización
    • Estar en un espacio seguro y controlado

En la decisión de si elegir cuidar a estas personas en casa o en una residencia alzheimer, tendremos que tener en cuenta la consecución de los objetivos propuestos y valorar los beneficios de una residencia de ancianos. Es decir, en primer lugar tener en cuenta la elección de las propias personas que padecen la enfermedad, evidentemente dentro que que sus capacidades para analizar y decidir se mantengan y podamos recogerlas en documentos de directivas anticipadas. En estos documentos se recogen los diferentes contextos que pueden suceder en caso de que se pierda la capacidad de decidir. En caso de no disponer de dichos documentos, las preferencias deberán ser interpretadas por los propios familiares.

Además, los modelos de Atención Integral y Centrada en la Persona nos deben servir de guía para además de implementarse en instituciones se implemente también a nivel domiciliario. Cuidados que respeten los deseos, características y preferencias de cada paciente, adaptándolos de manera paralela a cómo evoluciona la enfermedad.

Esta decisión no puede ser ajena a la consecución de los objetivos propuestos, el cuidado de mayores sea en centros de día, en domicilio o residencia de ancianos, no es cosa baladí.

Por ello, desde Santa Isabel Residencia de Ancianos Málaga solo podemos poner a dispoción de personas que sufren esta enfermedad, todas los medios tanto humanos, técnicos como sus instalaciones para adaptarnos a las necesidades que requieren, además de hacer un seguimiento exhaustivo en la evolución de la enfermedad, adaptando los cuidados a las necesidades que vaya necesitando.