Ancianos y Neumonía. 5 Consejos que debes saber

Nov 9, 2021 | Salud: Cuerpo y Mente

El próximo viernes 12 de noviembre, como todos los años, se conmemora el Día Mundial contra la Neumonía cuyo propósito es recordar y hacer pedagogía de la gravedad de esta enfermedad, más aún a personas mayores de 65 que la padecen.

Poniendo el foco en nuestro país, debemos saber que España se sitúa como tercer país europeo con más enfermos que padecen esta afección. Además es considerada la enfermedad infecciosa que más causas de defunciones provoca.

La buena noticia que podemos destacar a vísperas de este día mundial, es que desde el año 2000 las defunciones causadas por neumonía se han reducido un 50%, sobre todo por la prevención y como consecuencia del conocimiento de neumonía síntomas y tratamiento en adultos mayores, así como la accesibilidad a los antibióticos.

Y desde la Residencia de Ancianos Santa Isabel vamos hablar de la neumonia ancianos síntomas ¿qué es y cuales son estas pautas preventivas y tratamientos, que hacen que el cuidado para mayores pueda hacer sobrepasar la enfermedad fácilmente?

LA NEUMONÍA

Como todos sabemos, la neumonía es una enfermedad que ataca al aparato respiratorio de una manera muy agresiva y que afecta, sobre todo, a los pulmones. Estos se ven afectados en su tejido, viéndose enrojecido e inflamado, lo que provoca como consecuencia que la resperación se complique e incluso llegue a ser algo doloroso.

Supone un gran riesgo para niños menores de 5 años, pero como ya hemos dicho antes, a los mayores de 65 años puede ser letal, sobre todo a aquellas que padezcan patologías crónicas como cancer, diabetes, problemas de corazon, la EPOC, o bien por ser o haber sido persona fumadora.

No todos los neumonía ancianos síntomas son los mismos para todas las personas, aunque son muy específicos, no todos los pacientes experimentan ni todos ni los mismos, lo importante es identificarlos:

  • Tos extrema, seca o con mocos, pudiendo ser con sangre y pus
  • Fiebre y escalofríos
  • Sonidos de afección respiratoria, los conocidos como “pitos”

Si llegamos a este punto y no se trata, la neumonía puede desencadenar en síntomas más complicados para el paciente:

  • Pus y líquido acumulado en el pulmón
  • Insuficiencia respiratoria
  • Dolor muscular y articular
  • Problemas gastrointestinales
  • Taquicardia y cansancio extremo
  • Y en algunos casos desorientación y alteraciones del estado de consciencia por la falta de oxigenación del cerebro

NEUMONIA ANCIANOS TRATAMIENTO

En la mitad de los casos de personas mayores esta enfermedad hace que aparezcan complicaciones y que deban de ser hospitalizados para un mayor control de la misma. Suelen ser ingresos de corta estancia en el caso de detectar las complicaciones a tiempo y el anciano o anciana esté rodeado de profesionales que sometan al paciente a un seguimiento exhaustivo.

Por ello la importancia de un buen equipo médico y de enfermeros como el que cuenta Santa Isabel Residencia de Ancianos Málaga. Además de ser un espacio ideal e idóneo para vivir rodeado de personas de la misma edad, con actividades y dietas adecuadas a cada residente, al estar en constante vigilancia médica, sirve para una detección precoz y temprana de enfermedades como la neumonía.

PREVENCIÓN NEUMONÍA

Tan importante es detectar los síntomas como lo es la prevención, por ello para nuestros ancianos es muy importante mantener a esta enfermedad infecciona en guardia, y eso lo conseguimos con los métodos preventivos.

El primero sería, la dieta:

Un sistema inmunitario fortalecido viene dado por una alimentación equilibrada y saludable. No solo para mantener a raya a la neumonía, puedes leer en anteriores post la importancia de la alimentación para el cuidado de mayores. Por supuesto en nuestras Residencia Geriátrica Santa Isabel elaboramos dietas personalizadas, con alimentos de primera calidad, frescos, de temporada y teniendo en cuenta el producto local.

Por otra parte, la importancia del estilo de vida:

La prevención integral es necesaria para evitar la neumonía o cualquier enfermedad. Abandonar el tabaco es imprescindible para que la neumonía no se agrave, más aún en personas mayores, pero además se debe abandonas el alcohol, hacer ejercicio moderado, acudir al fisioterapeuta, llevar en definitiva una vida sana.

La higiene bucal es otro de los factores de prevención a tener en cuenta, cuidat de las piezas dentales, es escencial. Cualquier infección bucal debilita el sistema inmunitario de una manera muy agresiva, además están completamente ligadas al tracto respiratorio.

Pero si hablamos de métodos de prevención más directamente relacionados con la medicina, tenemos que hablar de la importancia de la vacunación:

La vacuna antineumocócica conjugada genera una respuesta inmune superior a los serotipos comunes. Es una vacuna importantísima, sobre todo para nuestros ancianos ya que es específica a la inmunización activa de la enfermedad invasiva, neumonía y otitis media o aguda.

Esta debe realizarse en periodios aproximados de cinco años. Pero se puede complementar con otra de las vacunas que también previene la neumonía como es la vacuna de la gripe, ya que esta puede derivar en neumonía.

Y por supuesto, realizarse  con cierta frecuencias controles de salud:

El asma, las dificultades cardiacas o la diabetes son afecciones que podemos padecer y que son propicios a llevarnos a una complicación en caso de padecer esta afección respiratoria.

Por tanto, en esta víspera del Día Muncial de la Neumonía, podemos decir que prevención y detección precoz son los puntos clave para que este descenso de la mortalidad en pacientes con neumonía siga en aumento. De ahí recordar la importancia de vivir en entornos seguros, donde revisiones y control sean constantes, además de conocimiento de los primeros síntomas para poder atajarla en las fases iniciales.