La Disfagia en personas mayores ¿cómo se trata?

Nov 17, 2021 | Nutrición y Farmacología, Salud: Cuerpo y Mente

La dificultad para tragar es un problema que afecta a 1 de cada 4 personas de más de 70 años, se llama disfagia y la sufren un 25% de nuestros mayores, según los últimos datos que ha podido aportar la Fundació de Recerca en Gastroenterología.

Ladisfagia en ancianosdificulta la deglución de los alimentos o líquidos debido a una daño a nivel neuronal, lo que lleva a un problema en la cavidad oral, faringe, laringe o el esófago. Este problema requiere de atención médica inmediata de un especialista ya que la detección temprana para aplicar el tratamiento adecuado y que el paciente recupere la calidad de vida, evitando así riesgos que puedan ir a más.

Para entender un poco más de esta enfermedad hoy en Residencia Geriátrica Santa Isabel vamos a identificar los diferentes tipo de disfagia en ancianos, estas son disfagia orofaríngea/disfagia esofágica.

La disfagia orofaríngease produce en las primeras etapas al tragar y puede ser al introducir un alimento o líquido en la boca, la masticación. O una vez tragado, cuando la lengua envía el alimento ingerido por la faringe. El cuerpo humano en este paso tiene un sistema de triple seguridad, con el cierre de la glotis, para evitar que lo ingerido se desvíe al aparato respidatorio en lugar del digestivo. Si este falla puede provocar atragantamiento, neumonías, infecciones en los pulmones o en el caso más extremo, la muerte.

La disfagia esofágica, en este caso se da en el esófago que mediante contracciones ondulatorias y descendientes de sus paredes para que el alimento llegue al estómago y pueda ser digerido.

La disfagia en ancianos puede provocar, en este caso, una mala absorción y pasaje de los alimentos y líquidos que la persona ha ingerido.

Entre las causas posibles pueden ser problemas físicos derivados de la edad o neurológicos. En el primer caso es una disfasia mecánica, que dificulta tragar y será motivada por dolores en la mandíbula, malformaciones en órganos implicados en el proceso de la deglución, que el esófago se estreche…

En el caso de que sea por otras causas es disfagia neurológica, que viene dada por algún tipo de enfermedad neuronal (parkinson, ELA, alzhaimer, entre otras) o daños cerebrales que afecten a los sentidos cognitivos en el momento de tragar.

La disfagia tratamiento se inicia como en casi todos los casos, con la prevención y observación de la sintomatología que presentan los mayores, ya sea dolor al tragar, problemas al respirar, llegando incluso a la desnutrición. Es por ello que en la Residencia de Ancianos Santa Isabel, contamos con un equipo humano y profesional que velan por la salud de los residentes, miendo los síntomas y llevando un registro de posibles síntomas para evitar mayores complicaciones.

Hay que tener en cuenta varios factores para prevenir que pueden aparecer situaciones complicadas como puede ser:

La alimenteción, con la edad se complica más a la hora de masticar o tragar ciertos alimentos más grandes o duros. Es por ello que Santa Isabel Residencia de Ancianos Málaga pone a disposición de todos sus residentes una dietas y menús personalizados, atendiendo a las características, dificultades o patologías que puedan presentar. Esto hace que los mayores puedan comer solos bajo la supervisión de nuestros profesionales.

Para personas que sufren disfagia no deben mezclar diferentes texturas, su consistencia tiene que ser homogénea, ya sea en cremas, sopas…

La actividad física tiene que ser algo que como ya hemos dicho en anteriores post, es imprescindible para el bienestar de la salud de los mayores, por ello en Santa Isabel ponemos a disposición de los residentes programas de rehabilitación, tratamientos paliativos para mejorar la calidad de vida.

Es imprescindible una supervisión a la hora de la comida en personas que sufren disfagia, correcta postura a la hora de comer, la ingesta de líquido para facilitar el tragar o evitar alimentos que puedan provocar atragantamientos, tamaño del alimento demasiado grandes…