Frío en personas mayores: ¿por qué lo sufren más?

Dic 16, 2021 | Salud: Cuerpo y Mente

Ya tenemos aquí el invierno y esta estación viene acompañada del frío. Tras este otoño con unas temperaturas propias de la estación, llega el invierno con la bajada de temperaturas propias de estas fechas, esto afectará directamente a nuestros mayores ya que el frío en personas mayoreslos los convierte en más vulnerables ¿el motivo? Lee atentamente este post que te trasladamos desde Santa Isabel Residencia de Ancianos.

¿Cómo afecta el frío a los adultos mayores?

Como hemos advertido, el frío en personas mayores es mucho más perjudicial que en personas jóvenes, y esto se ve claramente porque es muy normal ver a los ancianos con varias capas de ropa a nada que bajan un poco las temperaturas. ¿Su explicación?

Básicamente, y según varios estudios, a medida que vamos cumpliendo años somos más susceptibles al frío, existiendo una correlación entre años cumplidos y afección con respecto al frío que sufrimos, con lo que el cuidado para mayores en residencias de ancianos es un aspecto importante que hay que tener en cuenta.

Este hecho no es una simple observación, estudios realizados por la Universidad de Yale (New Haven, Connecticut)avalan que existe una correlación entre la edad y la afección del frío en nuestro cuerpo, motivado por el deterioro del sistema inmonológico, que provoca la pérdida constante de células encargadas de mantener y restaurar el calor que desprende nuestro organismo.

¿Cómo quitarle el frío a un anciano? Y consecuencias de no hacerlo.

La pérdida de las células que restauran el calor de nuestro cuerpo hace que la temperatura corporal se mantenga baja y nos lleve a un estado de salud más débil, con dolencias crónicas o problemas de metabilización.

Problemas que, efectivamente, afectan muy comunmente a los mayores con, por ejemplo, dolores crónicos o continuos, problemas en digerir según qué alimentos, entre otros. Pero bien es cierto que estos problemas pueden ser controlados y minimizados de la siguiente manera:

Desafortunadamente no existe todavía un tratamiento para que la células encargadas de mantener el calor corporal (las conocidas como células ILC2), de hecho se han realizado varios estudios de laboratorio con ellas y no se han logrado todavía grandes pasos hacia delante.

Lo mejor para saber cómo quitarle el frío a un anciano será realizar las siguientes acciones que a continuación vamos a enumerar:

ALIMENTACIÓN

La ingesta de alimentos y bebidas calientes ayudan a aumentar la temperatura corporal interna. Cafés, tes, caldos o cremas calientes, son unos grandes aliados para mantener una temperatura corporal alta.

EJERCICIO

El proceso de aliminación de la grasa hace que la temperatura aumente, con lo cual realizar ejercicio físico será un gran aliado para aumentar el calor en el organismo. Siempre hay que repetirlo, pero el ejercicio físico supone: mejor movilidad y por lo tanto mejor salud en nuestros mayores.

VESTIMENTA

Incluir en la vestimenta complementos como guantes, gorros, bufandas de lana si salimos a la calle para protegernos del frío y por supuesto controlar la temperatura con capas gruesas que nos y los aíslen del frío ayudarán a mantener la temperatura y proteger a los mayores del frío exterior.

No es necesario advertir, que el control de la temperatura del hogar es un punto importante a tener en cuenta, adaptar la temperatura de la zona en la que vive una persona mayor para compensar el déficit corporal es imprescindible para su mayor confort.

Por ello en nuestra Residencia Geriátrica Santa Isabel mantenemos siempre una temperatura ideal para que los mayores no sufran una brusca pérdida de las células ILC2 y así, su temperatura sea más estable. Todas nuestras instalaciones están climatizadas y llevan un control de temperatura para que nuestros residentes no sufran frío y cuidamos hasta el último detalle y necesidades que soliciten para su mayor confort.

Sin más, desde Santa Isabel Residencia de Ancianos Málaga os deseamos que paséis una ¡Feliz Navidad!