Dignidad de la Persona: Cuidados al final de la Vida

Mar 8, 2022 | La Residencia: Servicios

Es un hecho que el avance de la medicina y los tratamientos médicos ha hecho posible que la esperanza de vida de las personas aumente de una forma exponencial. Además se ha conseguido que las personas que sufren algún tipo de enfermedad crónica y las personas mayores tengan una mayor calidad de vida y bienestar que antaño no se producía. Pero bien es cierto que, cuando se acerca el final de la vida, los cuidados paliativos son imprescindibles para que el sufrimiento físico, mental y emocional sean aliviados por la dignidad al morir.

Hoy en Residencia Geriátrica Santa Isabel vamos hablar de los cuidados que se prestan al final de la vida, o cuidados paliativos, que son los que no aceleran ni retrasan el momento del fallecimiento, sino los que tienen como objetivo dar la mayor dignidad de la persona humanahasta el momento final, con la mayor calidad de vida posible.

Como consecuencia de las enfermedades neurodegenerativas, problemas cardiacos, pulmonares o de carácter hepáticos o renales, es un común que estos cuidados sean muy frecuentes en residencia de ancianos.

Estos cuidados paliativos a parte de aportarle dignidad personas mayores, consisten en enfocar los cuidados y tratamientos especializados para el cuidado activo e integral, lo que hace que la dignidad al morir y la calidad de vida se aborde en esta situación final.

Es fundamental para ello el control del dolor, disnea, estreñimiento, confusión, etc. para ello es imprescindible consensuar entre médicos y familia los objetivos realistas para el paciente.

Pero además, el acompañamiento emocional es una parte que ayuda a favorecer la funcionalidad de las personas. Es en esta etapa final de la fvida en la que las emociones que más ayudan a la persona es el sentirse acompañada, para evitar el sentimiento de soledad, depresión y la ansiedad.

En Santa Isabel Residencia de Ancianos, damos cobertura con nuestro equipo multidisciplinar en lo que se refiere a todo lo que implica los cuidados paliativos, con profesionales altamente cualificados, capacitados y sensibilidados ante esta situación compleja de tanto el residente como de la familia.

Desde auxiliares de enfermería, que aseguran el confort, higiene y alimentación, hasta el cuidado más estrecho con el redidente de nuesta residencia de ancianos Málaga, por ello son conscientes del estado de salud de los residentes e informan en caso de cambios o complicaciones al equipo médico para una atención rápida.

Además, para el apoyo emocional, los terapeutas ocupacionales se encargarán del mentenimiento de la autonomía y la funcionalidad en la manera que la situacion física y personal lo permita. Los físios tratarán de manera individualizada a los residentes según requieran y los enfermeros y enfermeras controlarán los síntomas y signos que pudieran aparecer.

Todos nuestros trabajadores de la residencia de ancianos Puerto de la Torre, reciben la información y formación en cuidados al final de la vida, para que adquieran los conocimientos esenciales para la atención que requieren, como la empatía, cercanía y capacidad de escucha para atender a nuestros residentes. Además de proporcionar apoyo e información a los familiares para que en todo momento sepan del estado de sus familiares y amigos que se encuentran residiendo en nuestras intstalaciones.