Como afecta la Diabetes en la geriatría

Abr 29, 2022 | Nutrición y Farmacología, Salud: Cuerpo y Mente

Antes de adentrarnos en lo que nos atañe este post dedicado al cuidado para mayores y más en concreto para mayores con diabetes, vamos a comenzar explicando qué es la diabetes:

Según la definición de la OMS, en palabras literales: “La diabetes es una enfermedad crónica que surge cuando el páncreas no produce insulina suficiente o el organismo no usa eficazmente la insulina que produce.”

Ahora solo nos queda saber qué es la insulina para alcanzar a entender lo que significa padecer de diabetes. Y para ello la OMS describe la insulina como “hormona que regula el azúcar en la sangre.”

El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia, que es básica el aumento del azúcar en la sangre, que con el tiempo daña a muchos de nuestros órganos y a los sistemas del organismo, como son los nervios o los vasos sanguíneos.

Esta enfermedad es muy común en la población en general, pero existen dos tipos de diabetes que son “Diabetes Tipo 1” o también conocida como “Infantil-Juvenil” y luego está la “Diabetes Tipo 2” que es conocida como la del adulto.

DIABETES TIPO 1

Esta afecta de por vida a quienes la padecen que suelen ser niños o jóvenes, y viene provocada por un proceso autoinmune que afecta a las células que producen la insulina, que hacen que su producción e vea reducida o sea incluso nula.

Lo más común, es que se trata con inyecciones diarias para bajar el nivel del azúcar en sangre.

DIABETES TIPO 2

Esta afecta mayormente a personas adultas, cuando estos ya no pueden producir de manera correcta la insulina necesaria. Supone casi el 90% de los casos totales de diabetes. Pero en este caso, la prevención se basaría en una dieta diabetes, que bien controlada es un papel muy importante para evitar riesgos y que la producción de insulina disminuya a niveles críticos.

En este post que dedicamos a la diabetes en geriatría desde Santa Isabel Residencia de Ancianos nos vamos a centrar en hablar sobre todo en esta diabetes de tipo 2, la que más afecta con frecuencia a las personas de la tercera edad.

Son muchas las personas que padecen de esta enfermedad con síntomas leves que se pueden llegar a confundir con el mismo envejecimiento, por ello hay que prestarles especial atención y acudir al médico cuando aparezcan síntomas propios de la diabetes.

¿CÓMO SE VEN AFECTADOS LOS MAYORES CON DIABETES?

Puede ser que los síntomas sean leves, pero los efectos a largo plazo pueden dañar desde el corazón, vasos sanguíneos, ojos, riñones e incluso los nervios. Es por ello que la diabetes en geriatría tiene el riesgo de producir infartos de miocardio o accidente cerebrovasculares.

Otras afecciones que se puede observar en personas mayores son las úlceras en los pies, cuya última solución puede llegar a ser la amputación del miembro.

Como hemos dicho, puede afectar a la vista de forma permanente, llegando a producir la ceguera debido al daño de los capilares de la retina a lo largo del tiempo.

Otros efectos son la insuficiencia renal, disfunción eréctil e incluso problemas auditivos.

Esta diabetes ve como sus efectos se multiplican si además el paciente sufre obesidad, llegando a provocar apnea del sueño.

Pero como hemos dicho anteriormente, la diabetes de tipo 2 que es la que más afecta a la población mayor de 65 años, puede ver reducidos sus daños por medio de la prevención, con una buena dieta diabetesa base de una alimentación sana, baja en azúcares y acompañado de ejercicio físico y una supervisión médica.

Y como es una patología bastante común entre las personas mayores, en nuestra Residencia de Ancianos Puerto de la Torre cuidamos mucho de la alimentación de nuestros residentes. Contamos con cocina propia con grandes profesionales del sector, alimentos de primera calidad y un plan nutricional que se diseña semanalmente. Que acompañamos a actividades físicas con personal cualificado y capacitado para apoyar a cada residente en la búsqueda de oportunidades para disfrutar de un envejecimiento activo y apoyarlos a hacer sus elecciones de ocio y bienestar.

Con un buen cuidado y seguimiento, la diabetes no debe ser una gran preocupación.